Señor: «El equipo está que muerde»

| | ,

Cuarta jornada en casa para el Pontevedra de Juan Señor, donde de momento solo conoce la victoria. El equipo granate necesita de nuevo sumar de tres y no vale otra cosa contra un rival del que le separan 9 puntos y que de ganar podría vivir un plácido final de temporada en tierras de nadie. El entrenador del Pontevedra, como es habitual cada viernes, se sentó ante los medios para comentar las novedades de la semana de cara al partido de mañana sábado a las 19 horas.

Bajas

Enigmático como siempre, Juan Señor no comentó nada acerca de los jugadores que va a tener disponibles para mañana: «Vamos recuperando efectivos. Como todo, necesitan un pequeño rodaje, pero de alguna manera van convocados los 20 futbolistas que pueden estar convocados más dos jugadores del filial (un portero y Víctor Casais)».

«Algún jugador presenta sobrecarga o cansancio. Que yo sepa ninguno de ellos no está en disposición de jugar. Igual no desde el principio en base a cómo han ido evolucionando sus molestias». «Rufo es el único al que vamos a preservar«.

«A Yelko lo vamos a meter en convocatoria»

Yelko Pino

«Lo vamos a meter en convocatoria. Queremos que coja la dinámica a pesar de que, como todos sabéis, ha entrenado diferente. Queremos que esté ahí y si considerase que puede jugar más o menos minutos, está en disposición ya».

Interrogado sobre las palabras sobre Yelko en Alcorcón Señor dijo que «es una cuestión no del que lo dice, sino del que recoge. Yelko lleva dos semanas entrenando con los demás a un ritmo diferente. Si nos paramos a analizar cada jugador, todos presentan una serie de circunstancias en los que muchos, afortunadamente, han llevado un ritmo normal de entrenamientos y no han tenido dolencias. Dentro de ese proceso que necesitan los jugadores, y aquí que cada uno lo interprete como quiera, Yelko lleva dos semanas entrenando con el grupo y a veces limitando determinadas acciones por sus dolencias. Pero está adquiriendo ya un ritmo en el que en estos momentos lo incorporamos».

Estado del equipo

«El equipo está que muerde, pero no puede morder hasta que dé el pitido inicial el árbitro para decir que aquí estamos de nuevo y que hemos venido a lo que ya habéis comprobado. Queremos ganar. Nos sacrificamos como grupo para ganar y todo el mundo pone de su parte. […] Estamos trabajando muy duro para que todo el buen trabajo se convierta en resultado positivo. No estamos en circunstancias de decir que nos vale un empate o que nos vale sumar. En Alcorcón no nos valía el empate, pero sí que hubiera sido un premio merecido el que al menos hubiésemos vuelto con un punto aunque la idea fuese +3″.

Pontevedra de dos caras

«Es el mismo Pontevedra (en casa que fuera). Lo que pasa es que aquí marca. El gol es el que se manifiesta de una manera diferente. Aquí marca primero y eso parece que le da alas. Aunque nosotros tenemos nuestras posibilidades fuera de casa, no marcamos primero. […] El gol es algo que condiciona mucho, no solo en estado de ánimo sino en el ritmo que llevas en un partido. Pero el equipo, la mentalidad y el absoluto objetivo de ganar lo muestra en casa y fuera. Luego podemos tener en cuenta que a determinados partidos hemos ido en una condiciones, con unos jugadores específicos de un puesto, con menos o con ninguno. Eso también favorece el que tengas que jugar con otros hombres o reconvertir a jugadores a posiciones que no son las más habituales en ellos».

Partido vs Mérida

«Espero un partido muy duro, muy competido. Vamos a tener un rival al que le tengo mucho cariño, pero no les puedo desear suerte. Ellos juegan al límite y eso no lo digo yo, lo dice su propio entrenador. No les importa para nada el ir al duelo o hacer faltas. No me he fijado en las estadísticas la media de faltas que hace este equipo, igual no nos dobla, pero a lo mejor casi. Es un equipo que está muy bien trabajado. Son muy prácticos y saben jugar a la pelota. Tienen gente muy rápida para transiciones, que las hacen bien porque son muy veloces y las tienen bien trabajadas. Eso es algo que nosotros tendremos que combatir. Aunque estén ahí en mitad de tabla no nos van a dar ninguna facilidad o te va a conceder pocas cosas. Tenemos que intentar que, si no nos conceden esas cosas a las que no están acostumbrados a conceder, que busquemos esas pequeñas debilidades para poder aprovecharlas».

Sobre en entrenador del Mérida: «Cuando yo fui entrenador del Mérida él estaba en el filial. Yo era un entrenador que tenía tres porteros y a él no le di ninguna oportunidad para subir en su momento porque tenía una plantilla de más de 30 jugadores. Mérida es una tierra a la que le tengo mucho cariño porque fue mi primera oportunidad como profesional ejerciendo como entrenador».

Anterior

Socios con entradas gratis y a mitad de precio recibir al Mérida

Encima de burros, apaleados

Seguinte

Deja un comentario