fbpx

Pontevedra y Deportivo se anulan (1-1)

| | , ,

Empate a un tanto en Pasarón entre Pontevedra y Deportivo en un partido de muy pocas ocasiones en el que los deportivistas se adelantaron gracias un gol de Rolan que encontró una rápida respuesta de Rufo a los cinco minutos. Partido de muy pocas ocasiones en el que la mejor noticia fue la presencia de 500 aficionados en el campo, dando un gran ambiente en un Pasarón en el que se volvieron a escuchar cánticos y bombos. Charles, al igual que en el partido de pretemporada contra el Dépor, fue expulsado y no jugará el domingo que viene ante el Coruxo.

La primera sorpresa del partido surgió ya en el once. Jesús Ramos sorprendió a propios y a extraños dando la alternativa en el equipo desde el inicio a un Santi Figueroa hasta entonces inédito en detrimento de Aitor Núñez, señalado en uno de los tantos del empate de hace una semana en San Lázaro. Por parte del conjunto herculino no hubo sorpresa, Fernando Vázquez no quiso romper su particular estilo defensivo en Pasarón y alineó una línea de tres centrales con la que tratar de mantener a raya a la pareja Rufo-Charles.

La primera parte tuvo una historia muy corta. Las dos defensas se impusieron en unos 45 minutos en los que el Deportivo era el que manejaba la posesión, pero no tenía ninguna idea a la hora de saber qué hacer con ella. Xisco y Churre se mostraron imperiales manteniendo protegida la portería local ante las tímidas acometidas de un bloque coruñés que lo intentaba más por inercia que por fútbol.

El Pontevedra atacaba menos, pero cuando lo hacía, era con mayor intención. El primer tiro a puerta y prácticamente único del primer acto para cualquiera de los dos equipos lo tuvo Jorge Fernández a los tres minutos. Como es costumbre en el equipo entrenador por Jesús Ramos, el Pontevedra buscaba causar peligro por las bandas.

La oportunidad más destacada de toda la primera parte llegó en forma de gol anulado para los granates. El Pontevedra sacó petróleo en la única ocasión en la que Bóveda se atrevió a salir de la cueva y dejar espacio a sus espaldas. Los lerezanos aprovecharon ese flanco izquierdo para poner un centro en el que Álex González encontró a Rufo y el nueve granate asistió desde dentro del área para que Charles batiese a Carlos Abad, pero el tanto fue anulado por un ajustado fuera de juego.

Gol anulado al Pontevedra CF ante el Depor – ©Mosrey Fotografía

Poco más a partir de ahí. Aunque la intensiad no se rebajó un ápice durante los minutos restantes hasta el descanso, las ocasiones brillaron por su ausencia mientras el Deportivo se iba frustrando poco a poco, empezando a perder la paciencia y deshaciéndose en protestas a los colegiados.

El Pontevedra salió mejor de los vestuarios, tratando de dominar y de generar más fútbol en el campo rival. El dominio, no obstante, no se conseguía materializar en ocasiones y Carlos Abad vivía en una tranquilidad relativa aun cuando Ramos introdujo a hombres como Oier y Cruz para dar aire al equipo. Así las cosas, y pese al dominio local, fue el Deportivo el que logró llevarse el gato al agua. En el primer y casi único disparo entre palos de los coruñeses en todo el partido, Rolán consiguió golpear la pelota desde el pico del área para sorprender a Mario, a quien le despistó que la pelota golpease en un defensa granate.

Pero si algo hemos aprendido en el partido de hace una semana en Santiago, es que el Pontevedra nunca se rinde y a los goles rivales se les da rápida respuesta. Menos de cinco minutos después del 0-1, Rufo hizo el empate al culminar a gol un centro raso desde banda derecha en el que la defensa deportivista le dejó completamente solo para rematar desde dentro del área.

El partido todavía daría un nuevo giro de guión a falta de diez minutos del descanso. En una media tangana tras una falta sobre Rufo, el colegiado quiso apuntarse su dosis de protagonismo en el encuentro castigando a Charles y a Lara con una roja directa bastante absurda. Mal el colegiado por su falta de mano izquierda. Peor los futbolistas por pecar de pardillos al protestar y enzarzarse en una jugada sin trascendencia.

En el diez contra diez el partido se tranquilizó. Los dos equipos parecieron no querer perder en diez minutos lo que habían ganado en 80 y se mostraron ordenados atrás en busca de alguna ocasión que les diese los tres puntos. Lo pudo hacer el Deportivo a la contra, pero los de Fernando Vázquez volvieron a demostrar que están muy espesos de medio campo para adelante y el encuentro se quedó en unas merecidas tablas.

📸 Mosrey Fotografía

Autor Alex Davila, periodista

Alex Davila es Graduado en Comunicación Audiovisual y Máster en Periodismo deportivo. Escribe y analiza habitualmente en la prensa deportiva local y es miembro de Fondo Norte, el podcast del Pontevedra CF

Anterior

Goles para el muro coruñés

Romay se rompe el cruzado y dice adiós a la temporada

Seguinnte

Deja un comentario