Historia del Pontevedra Club de Fútbol

Fundación y primeros años

El Pontevedra Club de Fútbol, fundado en 1941, ha vivido momentos de gloria, desafíos inolvidables y ha consolidado su lugar como uno de los equipos más destacados de Galicia.

Los orígenes del club se remontan a la fusión de dos equipos locales, el Eiriña y el Alfonso C.F. Con su unión en el conocido como Pacto de las Palmeras el 16 de octubre de 1941, el Pontevedra C.F. inició su camino en las categorías regionales, pero rápidamente demostró su talento y ambición para alcanzar metas más grandes. A lo largo de los años, el club atravesó diferentes etapas de éxito y dificultades, pero siempre encontró la manera de sobreponerse y superar los desafíos que se presentaron en su camino.

El Pontevedra comenzó su andadura en la Primera Regional, donde logró éxitos notables. En la temporada 1943-1944, el equipo dio un gran paso adelante al estrenarse en la Tercera División Nacional, logrando una impresionante cuarta posición y obteniendo el título de la Copa Galicia. Esta etapa inicial demostró la competitividad y el potencial del club en el fútbol naciona

Auge y Años de oro

Uno de los momentos más destacados en la historia del Pontevedra C.F. tuvo lugar en la temporada 1963-1964, cuando el equipo consiguió ascender a la Primera División, la máxima categoría del fútbol español. Este ascenso se consumó en el último partido de liga ante el Celta de Vigo en Pasarón: El equipo vigués no se jugaba nada, pero no estaban dispuestos a regalarle nada a sus vecinos. A los siete minutos de partido, Polito puso por delante al equipo celeste, que se mostraba dominador y superior al conjunto local (luego se supo que venían primados con 30 000 pesetas de la época por el Espanyol). La angustia y el miedo estaban presentes en las gradas de Pasarón, dónde el Pontevedra solo había perdido un partido en toda la temporada. Pocos confiaban ya en un gol milagroso cuando a falta de apenas ocho minutos para el final del partido el Celta de Vigo cedió un saque de esquina que iba a cambiar a fiesta lo que parecía un velatorio.

Instantes antes, Rafael Ceresuela, se había retirado fuera del campo para atarse una bota, y al parecer se sentó sobre una cabeza de ajo sin darse cuenta, lo que no pasó desapercibido para un policía armado, que avisara a sus compañeros de banco que Rafa iba a meter gol en la siguiente jugada. Y así fue. Rafa se reincorporó para tratar de rematar el saque de esquina que sacó Recalde. Canteiro, el portero vigués, despejó de puños, y la pelota llegó a la frontal del área hasta Ferreiro, que cedió en corto a Ceresuela, que colocó el balón en la escuadra izquierda. El gol fue conocido como “gol do allo”. Pasarón y la ciudad entera explotó de alegría. Después de tres años en la categoría de plata, y solo un lustro después de salir de Regional, el Pontevedra alcanzaba el ascenso a Primera División. Finalizó la temporada con 41 puntos, dos más que el Espanyol.Fue un logro histórico para la ciudad y para el club, convirtiéndose en el primer equipo gallego en alcanzar esa hazaña. Aunque su estancia en la élite del fútbol español fue breve, el Pontevedra C.F. dejó una marca indeleble en la memoria de sus seguidores.

El paso del Pontevedra por la Primera División tuvo un impacto significativo no solo en el club sino en todo el fútbol gallego. La presencia del equipo en la élite sirvió de inspiración para muchos jóvenes futbolistas de la región y aumentó el interés por el fútbol en Galicia. Los éxitos del Pontevedra en esta época elevaron el perfil del fútbol gallego en el panorama nacional.

Aunque la estancia del Pontevedra en Primera División duró seis temporadas, el legado de esta era dorada sigue vivo en la memoria de los aficionados. Los logros del equipo durante estos años establecieron un estándar de excelencia y pasión que continúa inspirando a las generaciones actuales del club. La época en Primera División representa no solo un capítulo de éxito deportivo, sino también una era de orgullo y alegría para la ciudad de Pontevedra y sus aficionados.

Descenso y Crisis Económica

Después de los éxitos de los años 60, el Pontevedra enfrentó una serie de retos significativos. Los problemas económicos y una serie de resultados deportivos desfavorables llevaron al equipo a descender primero a Segunda División y luego a Tercera. A pesar de un breve retorno a Segunda en 1976, el club pasó las décadas de 1980 y 1990 luchando en categorías inferiores, enfrentando graves problemas financieros​​​​.

Siglo XXI: Nuevos Desafíos y Aspiraciones

El nuevo milenio trajo consigo un renacimiento para el Pontevedra CF. En 2004, el equipo logró ascender a la Segunda División, marcando un regreso triunfal a una categoría que no había disputado en 27 años. A pesar de este éxito, el Pontevedra no ha logrado volver a la Primera División, alternando principalmente entre la Segunda B y enfrentando constantes desafíos tanto deportivos como económicos. Esta época ha sido testigo de emocionantes campañas, incluyendo intentos de ascenso y la conquista de la Copa Federación. A pesar de estos retos, el club ha mantenido una base de aficionados firme y apasionada, y continúa siendo un emblema en el fútbol gallego​​​​​​. En la actualidad, el Pontevedra CF compite en la Segunda Federación buscando volver a las alturas del fútbol español​​.