El Pontevedra se lleva un punto en Zamora que podía haber sido más (0-0)

| |

El Pontevedra vuelve de Zamora con un punto que todo el que ha visto el partido piensa que deberían haber sido más. No siempre se van a hacer buenos, partidos, pero la situación era tan favorable que el resultado saben más bien a poco.

Los granates visitaban el Ruta de la Plata líderes empatados con un Zamora que era, y es, hasta el momento la sorpresa de los primeros partidos. El equipo recién ascendido venía de haberle remontado al Ferrol en su campo y de ganar sus dos primeros partidos, por lo que se sentía cómodo enfrentándose al Pontevedra en su casa. Jesús Ramos sabía que no tenía que cambiar el plan mostrado en la anterior jornada y gracias a la lesión de Romay, no tuvo dudas y sacó el mismo once que la jornada anterior, con un Adrián Cruz en el mediocentro que sacó buena nota en la victoria ante el filial celtista.

Y el partido no podía comenzar mejor. Con una intensidad muy alta por parte de los dos equipos, el Pontevedra conseguía meter el balón en las redes zamoranas en el minuto 2, con un tanto de Álex González de cabeza que no subió al marcador por fuera de juego dudoso. La primera parte fue de mucha intensidad, con los dos equipos intentando hacer su juego y consiguiendo acciones de peligro, pero el Pontevedra siempre tuvo un nivel más y se aproximaba con más peligro al área rival.

Como decimos, la primera parte tuvo mucha intensidad por parte de los dos equipos. Tanta, que en el minuto 37, Íñigo Pipa vio la doble amarilla y se fue antes de tiempo a la caseta. Esto le dio un aliciente más a los granates para ganar el partido, pero el resultado de empate a cero permaneció hasta el descanso.

La segunda parte pintaba muy bien para los granates, pero lo cierto es que el Zamora se puso el traje de valiente y supo jugar con 10. Como dicen algunos entrenadores, a veces se juega mejor con 10 que con 11. Y lo cierto es que el Zamora se encontraba bien con 10. Aún así, los de Jesús Ramos iniciaron un acoso sobre el área zamorana, encontrándose diversas oportunidades que acabarían en las manos de Villanueva: en el 59 donde Rufo ganaba la espalda a los centrales pero Villanueva le adivinaba las intenciones. Tendría una segunda Rufo rematando de cabeza un centro de Jorge, que había entrado por Álex, pero su remate volvió a encontrarse con Villanueva. Y como no hay dos sin tres, un despiste de la defensa hizo que Rufo consiguiera que el balón entrara en las mallas al rebotar en Crespo, pero el gol fue anulado por una supuesta falta que en todo el estadio solo vio el árbitro.

El partido casi se murió después de la anulación del gol y no hubo para mucho más. El Pontevedra se lleva 1 punto en un campo que parece que va a ser complicado esta temporada. Aún así, es preocupante ver que el equipo sólo parece saber jugar a un estilo y aunque los cambios siempre traen frescura, Jesús Ramos no parece tener en su libreta cambios tácticos que permitan al Pontevedra modificar su estilo para adaptarse a nuevas situaciones.

Ahora el equipo tiene dos semanas para reflexionar y descansar, ya que la liga volverá el 22 de noviembre ante un Salamanca UDS al que habría que ganar en casa para hacer bueno este empate.

📸 @ZamoraCF

Anterior

¿Cuáles fueron los mejores jugadores del Zamora – Pontevedra?

Adrián Cruz se rompe la nariz y será baja lo que queda de año

Seguinnte

Deja un comentario